• Home
  • Centro Comunitario Guatemala
  • Colonia Felina

Colonia Felina

Antes de que el Centro Comunitario Guatemala se conformase como tal, ya hacia tiempo que el espacio era habitado por una colonia felina controlada. Y eso qué es?, pensaréis alguna…

Los gatos son animales domésticos, pero desde siempre no todas las personas que los tienen se quedan con ellos hasta su muerte. En muchos casos los abandonan por diferentes motivos y, en otros, los gatos se escapan o se pierden. El caso es que pasan a vivir en la calle, donde se concentran en determinados lugares cercanos a la comida que necesitan. Durante el día vagan x descampados, pero durante la noche se juntan en estos espacios donde encuentran la forma de sobrevivir. Las gatas, además, tienen una alta capacidad reproductora, por lo que si no se toman medidas, puede haber superpoblación felina en poco tiempo.

Una colonia felina viene a ser, por tanto, un grupo de gatos salvajes que viven en libertad. Algunos pueden ser sociables, pero, en general, rehuyen al ser humano, acercándose únicamente si necesitan obtener comida.

Si las colonias felinas no están controladas, además de otros aspectos negativos, pueden propagar enfermedades a las personas, mientras que las colonias felinas controladas consiguen gatos sanos y disminución de la reproducción.

Para conseguir colonias felinas controladas, los Ayuntamientos tienen la herramienta CES (Coger, Esterilizar, Soltar), aunque no todos lo hacen. El Ayuntamiento de Madrid, a través de Madrid Salud, tiene un protocolo para el control de las colonias felinas, que explica paso a paso lo que hay que hacer, quién lo puede hacer y cómo. Puedes leerlo aquí.

Ahora solo falta que a las personas controladoras de esas colonias felinas se les proporcione la ayuda material necesaria para este trabajo voluntario y altruista que realizan para la comunidad.