• Home
  • Historias que nos cuentan

Historias que nos cuentan

Un espacio para aprender a convivir en un mundo diverso, para conocer y re-conocer la diversidad de culturas, de miradas, de enfoques sobre los diferentes aspectos de la vida, sobre lo que hacemos en este mundo y cómo lo hacemos…

La biblioteca es un espacio privilegiado para facilitar, promover y mejorar la lectura de diversidad de libros, acercarse a un amplio número de autoras y autores de distintas temáticas, estilos y formatos, a las personas de distintas edades y condiciones…

Pero, más allá de la función tradicional de cualquier biblioteca, es evidente que el espacio permite una multiplicidad de iniciativas que hacen más fácil el acercamiento a las historias que nos cuentan los libros y a los aprendizajes que nos sugieren.

Ya sea mediante itinerarios específicos o mediante lecturas compartidas, ya sea con la presencia de autoras y autores o con la dramatización de textos en formatos cuentacuentos, títeres, etc…, según las edades o las características personales, una biblioteca da para mucho más que llevarse un libro a casa o leerlo allí mismo.

Cuando pensamos en “las historias que nos cuentan”, podemos visualizarlas en una diversidad de formatos y dispositivos posibles: libros, cine, teatro, danza, música… internet, y podemos también hablar sobre ellas de forma colectiva.

Pensando la biblioteca como un espacio vivo para el intercambio de saberes populares, a través de la reflexión compartida, presentamos este proyecto de dinamización de la Biblioteca del Centro Comunitario Guatemala para el año 2018.

EL CONTEXTO

Según estándares de la FEMP, para una población de 50.000 habitantes, se requiere una superficie de biblioteca de alrededor de los 3.510 m2.

En el barrio del Pilar existe la única biblioteca municipal del distrito, con 1.070 m2 que, junto a la biblioteca de la Comunidad de Madrid, con 2.722 m2, suman un total de 3.792 m2 para una población de más de 230.000 habitantes.

La biblioteca del barrio del Pilar, José Saramago, acaba de cerrar sus puertas durante todo un año para proceder a mejoras y ampliaciones, lo que deja al barrio del Pilar (y al conjunto del distrito) sin el ya escaso recurso que suponía.

En este mismo barrio, hasta el año 2011 existió una biblioteca de la entonces Obra Social de Caja de Madrid, es decir, dinero público, con 222 puestos, que fue donada a la Fundación Carmen Pardo Valcarce en el proceso de privatización de la entidad, cuando su presidenta era, precisamente, la consejera que procedió a esa donación, Carmen Cafranga, sin que desde las instituciones públicas se realizase ninguna actuación para impedirlo.

Dicha biblioteca fue cerrada y el edificio que la albergaba pasó a ocuparse por otra iniciativa de la Fundación, dejando al barrio sin un recurso necesario.

Recientemente, la Junta de distrito ha puesto en marcha el Centro Comunitario Guatemala, en la linde de los barrios del Pilar y Peñagrande, donde la asociación ha realizado ya algunas actividades y donde hemos propuesto organizar y dinamizar la biblioteca del centro pues, como comentamos, es una zona del distrito necesitada de un espacio cultural cercano.

JUSTIFICACIÓN

La cultura contiene y nos inserta en los valores dominantes de la sociedad en la que vivimos, por eso es importante reconocerlos, comprender su significado y disponer de herramientas para su modificación.

La cultura dominante es la que nos hace pensar, sentir, desear, decir y hacer lo que pensamos, sentimos, deseamos, decimos y hacemos. Y no siempre somos conscientes de que esto es lo que construye el mundo en que vivimos, de que muchas veces lo que pensamos, sentimos, deseamos, decimos o hacemos, no es lo que produce una vida mejor para la mayoría de las personas, sino solo para una minoría que se aprovecha de nuestra ceguera o de nuestro convencimiento, producido a través de esa misma cultura que nos domina, de que las cosas son como son y no pueden ser de otra manera.

Más aún, lo que produce una vida mejor para la mayoría de las personas no es lo que la minoría entiende como una vida mejor, sino que se inserta en un enfoque de la vida que está construido por quienes tienen el poder político, económico y social, es decir, el poder para convencernos por las buenas o por las malas, de que lo que nos conviene es lo que nos dan.

Una vida que merezca la pena ser vivida, tiene que partir del respeto y apoyo activo a las diversidades de todo tipo que nos encontramos entre las personas, tiene que entender que todas las personas somos igualmente valiosas, y tiene que permitir que todas las personas disfrutemos de las cosas materiales e inmateriales que nos pueden facilitar la existencia en las mejores condiciones posibles, sin perjudicarnos unas a otras en ningún momento, y sin perjudicar los recursos naturales ni el medio ambiente en el que se desarrolla la vida.

Cómo enfocar nuestra vida forma parte de la cultura en la que nacemos y vivimos, pero la cultura, entendida como valores que nos guían en nuestro hacer cotidiano, es una construcción social, que podemos y debemos modificar de forma colectiva.

OBJETIVOS

Objetivo general

Crear un espacio inclusivo para las culturas populares

Objetivos Operativos

  • Facilitar un espacio de estudio a las personas jóvenes del barrio
  • Organizar una biblioteca de literatura feminista
  • Facilitar el intercambio de saberes entre las personas del barrio, en distintos espacios y formatos

 ORGANIZACIÓN Y METODOLOGÍA

La organización de las actividades tendrá su base en el grupo de biblioteca del centro comunitario, creado por personas voluntarias de la av la flor, de otros colectivos del centro comunitario y personas del barrio interesadas en colaborar.

La metodología que utilizaremos en el proyecto será participativa, horizontal, creativa e inclusiva, atendiendo especialmente a los aspectos de género y accesibilidad funcional.

El proyecto se desarrollará a través de cuatro ámbitos de actividades:

  • Mantenimiento de sala de estudio abierta a la población del entorno
  • Organización de un espacio de Biblioteca Feminista y LGTBI+
  • Dinamización de actividades (cineforum, presentaciones de libros y debates en torno a temáticas específicas)
  • Libros a la calle (un día al mes, actividad en la calle que acerque los libros a las vecinas y vecinos del entorno)