• Home
  • Categoría: consumo

La Iniciativa Ciudadana Europea para regular la exposición al electromagnetismo, cada vez más cerca

El pasado 12 de enero, en un encuentro celebrado en el Parlamento Europeo, representantes de organizaciones sociales de diez países europeos acordaron elaborar el texto de una Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) que impulse “cambios legales y educativos” en los Estados para minimizar la exposición a los campos electromagnéticos. La nueva ICE también llamará la atención sobre la situación de las personas electrosensibles.

En lo que ha supuesto un paso muy importante en la coordinación y organización de las agrupaciones europeas contra la contaminación electromagnética, el encuentro de Bruselas estuvo patrocinado por la eurodiputada francesa de los Verdes/ALE Michèle Rivasi y contó con la participación Bernardo Hernández Bataller, en calidad de representante de la sección especializada TEN del Comité Económico y Social Europeo (CESE). La sociedad civil española estuvo representada por varios delegados la Plataforma Estatal contra la Contaminación Electromagnética (PECCEM),de la que forma parte la FRAVM.

Las diez entidades sociales que acudieron a la cita vivieron una jornada intensa, larga y muy productiva. Tal y como informa Julio Carmona, del Grupo de Coordinación de la PECCEM, en una reunión por la mañana las asociaciones valoraron las numerosas adhesiones de personalidades y organizaciones de 25 países al Manifiesto Europeo de apoyo a una futura ICE por una regulación proteccionista a la exposición a los campos electromagnéticos, en la línea propuesta por la Resolución 1815 de la Asamblea parlamentaria del Consejo de EuropaEl documento ha recibido el apoyo de numerosos científicos, expertos, asociaciones profesionales y organizaciones sociales, vecinales, ecologistas, de consumidores, de madres y padres, de defensa de la salud, y de personas afectadas por síndromes de sensibilización central (como la fibromialgia, la sensibilidad química, la electrosensibilidad o la fatiga crónica). Los congregados también aprovecharon para poner en común “documentos proteccionistas claves desarrollados durante 2015, como el Llamamiento Internacional de alerta de científicos que estudian sobre campos electromagnéticos, el Dictamen proteccionista sobre hipersensibilidad electromagnética de la sección TEN del CESE, y las Directrices europeas de actuación en campos electromagnéticos de la Academia europea de Medicina ambiental.

Por la tarde, ya en la sede del Parlamento Europeo las organizaciones se centraron en la necesidad de elaborar el texto de una ICE que abogue por reducir la exposición a los campos electromagnéticos y aborde el tema de la electrosensibilidad, basándose en la citada resolución “para realizar los cambios legales y educativos necesarios para minimizar la exposición a los campos electromagnéticos”. Los colectivos proponen avances como la disminución de los límites de exposición, escuelas con conexión a internet por cable en vez de Wi-Fi, campañas de información y educación sobre los riesgos y mejores prácticas para reducir a exposición, además de la adapción de “medidas apropiadas para proteger a las personas electrosensibles (EHS)”, lo que incluye la creación de “zonas blancas” sin exposición a campos electromagnéticos.

Por su parte, Bernardo Hernández Bataller expuso el dictamen aprobado el 7 de enero de 2015 en el órgano consultivo que representa, aconsejando el reconocimiento integral de la electrohipersensibilidad (EHS) y la puesta en práctica de medidas proteccionistas, algunas de ellas ya recogidas en el Plan de rescate para las personas afectadas por síndromes de sensibilización central aprobado recientemente en Tarragona. Además, Michèl Rivasi informó de algunas medidas para reducir la contaminación electromagnética aportadas por la Ley Abeille de 2015 en Francia, como considerar zonas libres de Wi-Fi las guarderías y otras instancias para menores de tres añosy, en el plano judicial, el reconocimiento de la electrohipersensibilidad como causa de discapacidad funcional.

Tras el encuentro en Bruselas, la PECCEM se congratula “de abrir de nuevo el debate de una posible Iniciativa Ciudadana Europea por una regulación proteccionista a la exposición a los campos electromagnéticos que inste a los estados a adoptar las recomendaciones expuestas en la Resolución 1815 de la APCE, actualmente ignoradas sistemáticamente en el Estado español”. Algo que sucede, recuerda la Plataforma, “a pesar de las resoluciones de los parlamentos Vasco y Navarro, o de las recomendaciones del Colegio Oficial de Biólogos de Galicia a favor de aplicar dicha resolución, así como de las alertas de científicos, expertos e investigadores de universidades y centros hospitalarios públicos de diferentes comunidades autónomas (Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Madrid, País Vasco, Valencia…) que han sido apoyadas por organizaciones sociales en numerosos ámbitos”.

Frente al cambio climático, cambiemos de modelo!

Entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre tendrá lugar una de las citas más importantes para el futuro de la humanidad: la Cumbre del Clima de París, llamada, en términos oficiales, vigésimo primera Conferencia de las Partes (COP21). Durante esos días, representantes de los 195 países firmantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático tratarán de cerrar un acuerdo global para frenar el cambio climático. Pero, dado el estrepitoso fracaso de las cumbres anteriores, organizaciones ecologistas, vecinales, sociales y políticas de todo el mundo han puesto en marcha una campaña mundial con objeto de presionar a los gobiernos no solo para que lleguen a un acuerdo, sino para que este sea justo y realmente eficaz.

En Madrid, la Alianza por el Clima, red que aglutina a las principales organizaciones ecologistas del Estado y a otros movimientos y organizaciones sociales, la FRAVM entre ellas, promueve una manifestación que el domingo 29 de noviembre saldrá a las 12:00 de la plaza de la Cibeles y finalizará en la Puerta del Sol. Las asociaciones vecinales federadas se han dado cita unos minutos antes frente al Banco de España.

Un día antes por la noche, como acto simbólico de adhesión a la convocatoria, el Ayuntamiento de Madrid apagará la iluminación navideña de las calles de la capital. Cantantes, científicos, artistas y otros representantes del mundo de la cultura también han mostrado su apoyo a la iniciativa, prestando sus caras y sus voces en este video.

Tal y como sostiene la Alianza por el Clima en su convocatoria, el cambio climático es consecuencia de un modelo de producción y consumo que ha demostrado ser inapropiado para satisfacer las necesidades de muchas personas, pone en riesgo nuestra supervivencia e impacta de manera injusta especialmente a las poblaciones más pobres y vulnerables del mundo.

Sin embargo, “es posible cambiar el rumbo y encaminarnos hacia un mundo más habitable, solidario y seguro”, asegura. En todo el mundo están surgiendo iniciativas que mejoran nuestra calidad de vida y reducen las emisiones que causan el cambio climático: agricultura sostenible y ecológica, producción y autoconsumo de electricidad renovable, transporte público, peatonal y ciclista, nuevas formas de construir utilizando menos energía…

Las soluciones existen, “solo falta extenderlas a gran escala y para eso es necesario manifestar con voz alta y clara que las personas demandamos un modelo productivo justo, eficiente y basado en energías renovables, y no el basado en los combustibles fósiles que generan riqueza para unos pocos y nos ponen en peligro a todos. Tampoco sirven falsas soluciones que perpetúan un modelo consumista e impiden impulsar una auténtica transformación del sistema en consonancia con los límites planetarios”, advierte la Alianza en un comunicado.

Por todo ello, concluye, “exigimos a los gobiernos que en la próxima cumbre del clima de París se pongan de acuerdo para defender los intereses de la población facilitando el cambio de modelo, comprometiendo medidas de transición justa que aseguren empleo de calidad, asegurando la protección de los países y personas más vulnerables y librándonos así de las peores consecuencias del cambio climático”.

Una sustancia cancerígena en nuestros parques y jardines

La federación regional de asociaciones vecinales (FRAVM),  se reunió el pasado 13 de julio con entidades sociales para proponer la constitución, a partir del próximo mes de septiembre, de una plataforma contra el uso de del glifosato, una sustancia utilizada en el mantenimiento de parques y jardines que supone un riesgo para la salud pública y el medio ambiente

El glifosato es el herbicida más utilizado en el mundo. En España está presente en decenas de productos comercializados y se utiliza para eliminar vegetación en el sector agrícola y forestal y en el mantenimiento de carreteras, vías férreas, parques y jardines o instalaciones deportivas.

El 20 de marzo de 2015 la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluyó esta sustancia en su listado de agentes cancerígenos como probable cancerígeno en humanos.

En la actualidad, la legislación española acepta el uso del glifosato. En el municipio de Madrid es utilizado en el mantenimiento de parques y jardines en unas cantidades que se han multiplicado desde la entrada en vigor de los contratos integrales y la consiguiente disminución de plantillas, toda vez que han ido sustituyendo los procedimientos mecánicos de desbroce realizado por trabajadores por el uso del glifosato, una labor que puede realizar un único empleado.

Un número cada vez mayor de corporaciones locales están aprobando mociones para impedir la utilización de glifosato en su territorio o limitando su uso a determinadas actividades y en condiciones muy restrictivas. Es el caso de Navalafuente y Venturada.

Ante este gravísimo riesgo para la salud pública y la protección medioambiental, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) se reunió ayer con representantes de CCOO y de la Mesa para la Defensa de la Sanidad Pública (MEDSAP) para proponer la constitución, a partir del próximo mes de septiembre, de una plataforma para asegurar la retirada del uso del glifosato.

La federación vecinal interpelará en estos términos al Ayuntamiento de Madrid y al Ejecutivo autonómico y pedirá a este último que inste al Gobierno central, a través del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, a que modifique la legislación vigente para prohibir definitivamente el uso de esta sustancia en nuestro país.

Todas somos la campaña #NoalTTIP

El pasado día 18 de abril más de 53 localidades en el Estado español nos sumamos a las 734 acciones en 46 países del mundo bajo el lema “las personas y el planeta antes que el capital”. Además, los días antes al día de acción #18A se mandaron alrededor de 400 mensajes con el HT #18AnoalTTIP que sumaron las voces de jóvenes, mujeres, hombres, campesinos/as, trabajoderes/as, asociaciones sindicales, organizaciones políticas y de la sociedad civil, así como de los movimientos sociales, con los que compartían sus motivos para salir a la calle. Con las fotos recibidas formamos esta gran imagen de la campaña. Ahora, continuamos trabajando con más fuerza.

Decimos alto y claro ¡NO al TTIP y otros tratados de libre comercio e inversiones! y ¡SÍ a una economía que funcione para las personas y el planeta! 

http://noalttip.blogspot.com.es/