Seguimos queriendo un centro social autogestionado

Desde hace más de cuatro años personas de distintos colectivos venimos identificando espacios públicos que se encuentran en desuso o infrautilizados, con el fin de reclamarlos para la ciudadanía.

Así, en marzo de 2012, acudimos a la Consejería de Educación para solicitar la cesión de uso del CP Guatemala, cerrado como centro docente desde hacía unos años. Nos lo denegaron, aunque en esa fecha dos asociaciones culturales (una polaca y otra coreana) lo venían utilizando solo las mañanas de los sábados.

Si bien, la petición formal la realizamos como AV La Flor, con el apoyo de la FRAVM, el proyecto estaba alimentado por el ATENEO LA PILASTRA, plataforma vecinal constituida por personas de diferentes colectivos y a título individual.

En noviembre del 2013, confirmada la desocupación del edificio de la comisaría de policía, solicitamos a la Dirección General de la Policía el uso de dicho local. Recibieron muy bien la propuesta, pero nos informaron que iban a regresar nuevamente debido a la demanda vecinal de los servicios. Y volvieron.

Durante todos estos años, en los debates del distrito y en el consejo territorial, hemos manifestado reiteradamente la necesidad de disponer de espacios adecuados a las múltiples actividades que desde las distintas entidades, colectivos y redes ciudadanas del distrito, venimos desarrollando (y muchas otras que no podemos poner en marcha por esa falta de espacios).

Recuperando los proyectos anteriores, con nuevos colectivos y personas, hemos creado la Plataforma  Por un Espacio Vecinal Autogestionado (PEVA), con el objetivo de seguir demandando un espacio público amplio que pueda dar cabida, no solo a las actuaciones que ya se vienen realizando, sino que permitan el desarrollo de otras nuevas que las vecinas y vecinos de los barrios quieran poner en marcha.

Hablamos de un espacio ciudadano autogestionado con metodologías asamblearias, que permita y asegure la participación en la gestión del espacio a todas las personas y colectivos implicados, favoreciendo la diversidad de miradas y enfoques, y el trabajo cooperativo. Abierto a todas las vecinas y vecinos de los barrios del distrito, de la ciudad…

Un espacio público para el común, donde la institución  y la asamblea del centro nos comprometamos al mantenimiento del espacio de forma compartida y acordada.

Un espacio político donde las vecinas y vecinos desarrollemos nuevas formas de relacionarnos, nuevas formas de hacer política, de hacer economía, de hacer sociedad, de hacer ciudad, de hacer barrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me